(Citrus sinensis L. Osbeck)

Fruto en baya del naranjo, árbol de hoja perenne de la familia de las Rutáceas.

Historia

Es originaria del sureste de China y norte de Birmania, aunque se la conoce en el área mediterránea desde hace aproximadamente tres mil años. Desde su lugar de origen, el naranjo se extendió a Japón y a lo largo de la India, llego a Occidente, por la Ruta de la Seda. Formó parte de los banquetes de las clases altas romanas a partir del siglo II. Los árabes la introdujeron en el sur de España en el siglo X, aunque el naranjo dulce no fue conocido hasta 1450. A partir de ese momento fue extendiéndose por toda Europa, alcanzando gran popularidad durante la segunda mitad del siglo XV.

Efectos en salud

En su composición cabe destacar la elevada cantidad de ácido ascórbico o vitamina C, así como cantidades apreciables de ácido fólico, minerales y fibra, con un aporte interesante de fibra soluble (pectinas), cuyas principales propiedades se relacionan con disminución de colesterol y glucosa en sangre, así como con el desarrollo de la flora intestinal.

La vitamina C está implicada en la producción del colágeno, el cual es necesario para el crecimiento y reparación de células, tejidos, encías, vasos sanguíneos y huesos. Además, tiene la propiedad de mejorar la cicatrización y mejorar la función del sistema inmunitario fortaleciendo las defensas generales del organismo. Su capacidad antioxidante ayuda a neutralizar sustancias cancerígenas como las nitrosaminas, por lo que parece ejercer un papel importante en la prevención frente al cáncer.

Por otro lado, diversos estudios han mostrado que las personas con altas ingestas de vitamina C tienen un menor riesgo de desarrollar otras enfermedades crónicas como enfermedad cardiovascular, cataratas o enfermedades neurodegenerativas.

Además, las naranjas también aportan carotenoides con actividad provitamínica A (alfa-caroteno, beta-caroteno y criptoxantina). Numerosos estudios epidemiológicos sugieren la importancia de estos carotenoides en la prevención de distintos tipos de cáncer. Además, se ha sugerido el posible efecto protector de los mismos en las enfermedades cardiovasculares. También contiene otros carotenoides sin actividad provitamínica A, como la luteína y la zeaxantina, que están presentes en la retina y el cristalino del ojo, y se asocian inversamente con el riesgo de padecer cataratas y degeneración macular.

Las naranjas también presentan en su composición ácidos orgánicos, como el ácido málico y el ácido cítrico, que es el más abundante. Este último es capaz de potenciar la acción de la vitamina C, favorecer la absorción intestinal del calcio, y facilitar la eliminación de residuos tóxicos del organismo, como el ácido úrico. Además, contienen importantes cantidades de los ácidos hidroxicinámicos ferúlico, cafeico y p-cumárico, ordenados de mayor a menor en función de su actividad antioxidante y su capacidad de inhibir la oxidación de las LDL-colesterol, implicadas en el desarrollo de la enfermedad cardiovascular.

Numerosos estudios han indicado que el aceite esencial obtenido de la piel de la naranja contiene diversos compuestos que son los responsables del aroma de este alimento y que tienen interesantes propiedades beneficiosas para la salud. Entre ellos cabe citar el d-limoneno, el geraniol y el farnesol. En concreto, algunos estudios realizados en animales han indicado la actividad antitumoral del d-limoneno frente al cáncer de piel, pulmón, páncreas, colon y mama. Se piensa que actúa controlando el crecimiento celular. Asimismo, diversos autores han demostrado los efectos antitumorales del farnesol y geraniol a nivel del páncreas.

Las naranjas son ricas en flavonoides. Los más conocidos son: hesperidina, neoshesperidina, naringina, narirutina, tangeretina y nobiletina, a los cuales se les han atribuido múltiples funciones. En concreto, la hesperidina (flavanona) posee efectos antiinflamatorios, analgésicos, hipolipidémicos, antihipertensivos y diuréticos en animales de experimentación. En cuanto a la tangeretina y nobiletina, algunos estudios han sugerido que podrían tener un papel en la prevención del cáncer.

El contenido de fitonutrientes y de pectinas es especialmente relevante en la capa blanca que hay debajo de la corteza.

En lo que se refiere al zumo de naranja, es preciso recordar que éste apenas contiene fibra y tiene menores cantidades vitaminas y minerales que la naranja entera. En cualquier caso, lo ideal es tomarlo recién exprimido, para evitar perdidas de vitamina C.

Referencias bibliográficas

Bates CJ, Chen SJ, McDonald A, Holden R (1996). Quantitation of vitamin E and a carotenoid pigment in cataractous human lenses and the effect of a dietary supplement. Internat. J. Vit. Nutr. Res. 66: 316-321.

Calomme M, Pieters L, Vlietinck A, Vanden D (1996). Inhibition of bacterial mutagenesis by citrus flavonoids. Planta. Med. 62(3):222-226.

Casrelluccio C, Paganga g, Melikian N, Bolwell GP, Pridham J, Sampson J, Rice-Evans C (1995). Antioxidant potential of intermediates in phenylpropanoid metabolism in higher plants. FEBS. Lett. 368(1): 188-192.

Ford ES, Giles WH (2000). Serum vitamins, carotenoids and angina pectoris : Findings from the National Health and Nutrition Examination Survey III. Ann. Epidemiol. 10: 106-116

Galati EM, Monforte MT, Kirjavainen S, Forestieri AM, Trovato A, Tripodo MM (1994). Biological effects of hesperidin, a citrus flavonoid. (Note I): antiinflammatory and analgesic activity. Farmaco. 40(11): 709-712.

Galati EM, Trovato A, Kirjavainen S, Forestieri AM, Rossitto A, Monforte MT (1996). Biological effects of hesperidin, a citrus flavonoid. (Note III): antihypertensive and diuretic activity in rat. Farmaco. 51(3): 219-221.

Ismael MF, Gad MZ, Hamdy MA (1999). Study of the hypolipidemic properties of pectin, garlic and ginseng in hypercholesterolemic rabbits. Pharmacol. Res. 39(2): 157-166.

Kurowska EM, Spence JD, Jordan JD, Wetmore S, Freeman DJ, Piche LA, Serratore P (2000). HDL-cholesterol-raising effect of aorange juice in subjests with hypercholesterolemia.Am. J. Clin. Nutr. 72(5): 1095-1100.

Mayne ST (1996). Beta-carotene, carotenoids, and disease prevention in humans. FASEB J. 10:690-701.

Menon M, Maramag C, Malhotra RK, Seethalaksmi L (1998). Effect of vitamin C on androgen independent prostate cancer cells (PC3 and Mat-Ly-Lu) in vitro: involvement of reactive oxygen species-effect on cell number, viability and DNA synthesis. Cncer. Biochem. Biophys. 16 (1-2): 17-30.

Monforte MT, Trovato A, Kirjavainen S, Forestieri AM, Galati EM, Curto RB (1995). Biological effects of hesperidin, a citrus flavonoid. (note II): hypolipidemic activity on experimental hypercholesterolemic rat. Farmaco. 50(9): 595-599.

Nardini M, D´Aquino M, Tomáis G, Gentili V, Di Felice M, Scaccia C (1995). Inhibition of human low-density lipoprotein oxidation by caffeic acid and other hydrocycinnamic acid derivatives. Free. Radic. Biol. Med. 19(5):541-552.

Pamplona JD (1999). Encicopledia de los alimentos y su poder curativo. 1ª Edición. Biblioteca educación y salud. Editorial Safeliz. 1ª Edición.

Rao CV, Newmark HL, Reddy BS (2002). Chemopreventive effect of farnesol and lanosterol o colon carcinogenesis. Cancer Detection and Prevention. 26: 419-425.

Simon JA, Hudes ES (2001). Relation of ascorbic acid to bone mineral density and self-reported fractures among US adults. Am. J. Epidemol. 154(5):427-433.

Snodderly DM (1995). Evidence of protection against age-related macular degeneration degeneration by carotenoids and antioxidant vitamins. Am. J. Clin. Nutr. 62 (suppl.): 1448S-1462S.

Steinmetz K, Potter JD (1996). Vegetables, fruits and cancer prevention: A review. J. Am. Diet. Assoc. 96: 1027-1039.

Tabla de composición nutricional para: Naranja, cruda
Composición
Cantidad por 100 gr de porción comestible
Ingesta recomendada *
Valor energético 40 kcal -
Agua 87 2000 / 2500
Proteínas 1 g 46 - 56
Grasa 0.1 g -
Grasas monoinsaturadas 0 g -
Grasas polinsaturadas 0 g -
Grasas saturadas 0 g -
Hidratos de carbono 8 g -
Azucares 8 g -
Fibra 1.7 g 25 / 38
Sodio Sal 4 mg 1500
Potasio 179 mg 3100
Cloruro - -
Calcio 40 mg 900
Fósforo 16 mg 700
Magnesio 13 mg 300 / 350
Hierro 0.3 mg 9 / 18
Zinc 0.2 mg 15 / 12
Cobre - -
Manganeso 0.06 mg -
Fluoruro - -
Selenio - -
Cromo - -
Molibdeno - -
Yodo - -
Vitamina A 40 mcg 600 / 700
Vitamina D 0 mcg -
Vitamina E 0.22 mg 15
Vitamina K 0.05 mcg -
Vitamina C 52 mg 60
Tiamina 0.08 mg 1.0 / 1.2
Riboflavina 0.04 mg 1.3 / 1.6
Niacina 0.35 mg 14 / 18
Vitamina B6 0.06 mg 1.2 / 1.5
Ácido fólico 39 mcg 300
Vitamina B12 0 mcg -

* Recomendaciones de energía y nutrientes para hombre/mujer de 20 a 39 años. Cuervo M, Abete I, Baladia E, Corbalán M, Manera M, Basulto J, Martínez A, Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD). Ingestas dietéticas de referencia para la población española. Navarra: Ediciones Universidad de Navarra, S.A (EUNSA); 2010

Fuentes

CESNID
(Farran A, Zamora R, Cervera P. Tablas de composición de alimentos. CESNID. Centre d'Ensenyament Superior de Nutrició i Dietètica. Madrid: McGraw Hill Interamericana; 2003.)
Para: Energía, Agua, Proteínas, Grasa, Grasas monoinsaturadas, Grasas poliinsaturadas, Grasas saturadas, Hidratos de carbono, Azucares, Fibra, Sodio, Potasio, Cloruro, Calcio, Fósforo, Magnesio, Hierro, Zinc, Cobre, Fluoruro, Selenio, Cromo, Molibdeno, Yodo, Vitamina A, Vitamina D, Vitamina E, Vitamina C, Tiamina, Riboflavina, Niacina, Vitamina B6, Ácido fólico, Vitamina B12,

CIQUAL
(Ciqual French food composition table version 2015.)
Para: Manganeso,

Mc-Widdowson's 2002
(McCance and Widdowson’s The Composition of Foods integrated dataset (CoF IDS).)
Para: Vitamina K,